Nicolás Trotta: «No se le puede negar a un alumno rendir un examen porque no pagó la cuota»

Todavía no se conocen casos de que a un estudiante que curse en una universidad privada no lo hayan dejado rendir por no estar al día con la cuota
Todavía no se conocen casos de que a un estudiante que curse en una universidad privada no lo hayan dejado rendir por no estar al día con la cuota
Crédito: Silvana Colombo.

Fuente: La Nacion – 02.07.2020

Por el momento no hay denuncias ni reclamos que hayan llegado a los oídos del ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, sobre algún caso de un estudiante que curse en una universidad privada y que, por no estar al día con el pago de la cuota, no lo hayan dejado rendir un examen o utilizar la plataforma de estudio. Pero la época de finales para el cierre del primer cuatrimestre acaba de comenzar , y Trotta afirma que si llegaran a recibir una denuncia o reclamo al respecto, no dudará en interceder de manera personal.

«No se le puede negar a un alumno rendir un examen porque no pagó la cuota. Lo que nosotros planteamos en el marco de esta pandemia es que haya una mirada de entendimiento ante una situación de gravedad como la que estamos viviendo. Estamos en permanente diálogo con los representantes de las instituciones de gestión privada de educación obligatoria como de las universidades, y el acuerdo general es que no puede haber ningún tipo de represalia a un alumno porque no puede pagar», explicó Trotta a LA NACION .

«Es una situación extraordinaria. No es la normalidad, y de existir algún obstáculo hay que encontrar la manera de resolverlo, que nunca puede ser la de impedir a un alumno que siga estudiando», agregó Trotta, que dijo que había conversado sobre el rol de este acompañamiento de las instituciones educativas a las familias con el presidente del Consejo de Rectores de las Universidades Privadas (CRUP), Rodolfo De Vincenzi:

Al igual que sucedió a principios de abril pasado, cuando Trotta se reunió y llegó a un acuerdo con las cámaras que agrupan a los colegios de gestión privada para que congelaran el valor de las cuotas hasta que termine la cuarentena obligatoria y no cobraran mora por atraso, en este caso también se trata de recomendaciones y no de medidas contempladas en una resolución oficial. Sin embargo, según adelantó Trotta, el Ministerio de Educación de la Nación está dispuesto a interceder de manera activa en el caso de que hubiera algún reclamo.

«Desde el principio del semestre venimos comunicándonos con los estudiantes, y los acompañamos no solo desde lo académico sino en otros aspectos que hacen a las nuevas rutinas y realidades que nos tocan vivir hoy -dice Matías Popovsky, vicerrector de la Universidad de Palermo-. Tratamos de estar cerca de los alumnos para acompañarlos y no llegar a estas situaciones. Hemos registrado muy pocos casos de mora hasta ahora y los fuimos resolviendo teniendo en cuenta cada situación particular, armamos un plan de pago, un diferimiento o un compromiso de pagar posterior, de manera flexible, para darles opciones en la medida en que las necesitan. Queremos que todos nuestros estudiantes continúen su carrera y no dejen sus estudios».

«No vamos a ser pasivos. No lo hemos sido frente a los colegios privados, que tienen jurisdicción provincial y forman parte de la enseñanza obligatoria, y a los que seguimos ayudando desde el estado a través del Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) -señaló el funcionario-. Nuestra mirada es de entendimiento, y en esa línea vamos por seguir trabajando con todos los actores de la educación».

Desde la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (Uces), afirman que «la institución viene haciendo un gran esfuerzo desde los parciales para sostener que en aquellos casos en que se deba una cuota se pueda dar examen».

En referencia a los dichos de Trotta, el rector de la Universidad Austral, Julián Rodríguez, responde que para los casos puntuales, donde el alumno y su familia estén afectados por la situación económica y tengan algún tipo de dificultad real para estar al día con los pagos, la universidad cuenta con un protocolo para acompañar personalmente a cada alumno. «Estudiamos cada caso, evaluamos las posibilidades y coordinamos con cada alumno o alumna para que pueda seguir adelante. De esta manera, todos pueden continuar con su cursada o sus exámenes según estaba previsto.»

Sistema de becas y reducciones de cuotas.

Carlos Salvadores de Arzuaga es el rector de la Universidad del Salvador (Usal), y explica que «la universidad tiene desde hace muchos años un departamento de Bienestar Universitario, donde se gestionan becas, reducciones de la cuota y se evalúan todas las contingencias que pueden tener nuestros alumnos, y ni ahora ni en otras crisis pasadas hemos tenido algún conflicto por esto», indica el académico. Y concluye: «Como universidad somos una entidad sin fines de lucro, y el 97% de todos los ingresos, que provienen de los aranceles que abonan los estudiantes se destina a pagar sueldos y a que el sistema pueda seguir funcionando. No recibimos ningún aporte estatal, y siempre atendimos las dificultades de los alumnos frente a una imposibilidad económica».

En La Universidad Católica Argentina (UCA), también explican que los alumnos con dificultades económicas son atendidos de forma personal y particular por el Departamento de Alumnos. «La UCA, además de tener un importante sistema de becas, no impide por razones económicas que los alumnos rindan exámenes parciales o finales. Asimismo, la universidad no modificó los aranceles de las carreras de grado y pregrado desde diciembre del año pasado en sus sedes de Buenos Aires, Mendoza, Paraná y Rosario. Los alumnos completaron el primer cuatrimestre con educación virtual», anunciaron mediante un comunicado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *