Tottenham perdió y Mou se volvió loco.

El entrenador se la agarró con el cuarto árbitro por un gol que el VAR le anuló a Harry Kane y que hubiese representado el empate parcial. Lo Celso fue titular y Lamela ingresó en el segundo tiempo.

Fuente: Ole – 02.07.2020

Tottenham cayó 3-1 ante Sheffield United en la fecha 32 de la Premier League y, de ese modo, su participación en la próxima Champions parece cada vez más complicada: quedó a siete unidades de Manchester United, que es por el momento el último que está ingresando al certamen continental.

Mou se enojó con el cuarto árbitro. (Reuters)

Más allá de algún buen pasaje en materia de resultados, el conjunto de Londres no pudo levantar el rumbo futbolístico con la llegada de José Mourinho. Se aprecia un equipo lento, sin dinámica en la ofensiva y con la necesidad de apostar demasiado a las transiciones rápidas. Y, encima, este jueves convirtió y se lo terminó anulando el VAR, hecho que no le gustó mucho al portugués. Tanto es así que se enfureció con el cuarto árbitro, al que le dedicó un par de palabras. «La decisión la toman en una oficina y no en la cancha», declaró no bien finalizó el juego.

El portugués se fue muy enojado del estadio. (Reuters)
El portugues se fue muy enojado del estadio.

Justamente, la tecnología le avisó al juez principal de una mano del brasileño Lucas -producto de un rebote mientras se estaba cayendo- que derivó en el tanto de Harry Kane. Hubiese representando el empate parcial, y un minuto después de la apertura del marcador. A pesar de la bronca, el delantero inglés logró anotar, aunque sólo sirvió para decorar el resultado final.

«No puedo decir lo que pienso, me metería en problemas. Me suspenderían y no quiero«, se quejó el portugués. «El línea toma una decisión, pero la tecnología acaba decidiendo. Las decisiones sobre penales, manos y faltas no las toma el árbitro», añadió.

Lo Celso tuvo un flojo partido. (Reuters)
Lo Celso tuvo un flojo partido

Giovanni Lo Celso jugó el partido completo, mientras que Erik Lamela ingresó a los 10 minutos de la segunda mitad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *