Alberto Fernández anunció que la cuarentena sigue pero con aperturas escalonadas: será hasta el 2 de agosto.

El Presidente aseguró que la vuelta “a la vida habitual en este mundo diferente” será de manera escalonada. “Estamos lejos de ganar la batalla”, afirmó.

Fuente: Clarin 17.07.2020

Presionado por la crisis económica y el desgaste social, el presidente Alberto Fernández anunció este viernes la flexibilización de la cuarentena en el Área Metropolitana de Buenos Aires, la región que se transformó en el epicentro del coronavirus en la Argentina y que en los últimos días apuntaló las cifras récord de contagios y muertes.  

La nueva fase de lo que será una salida escalonada comenzará a regir este sábado y se extenderá hasta el 2 de agosto, en lo que, según la definición del Presidente, se tratará de un intento «por volver a la vida habitual en este mundo diferente». De todas formas, Fernández aclaró que, en caso de que se incrementen los casos en los próximos días, tomarán medidas para volver atrás con el confinamiento.

«Estamos viendo cómo volver a la nueva normalidad. Lejos estamos de ganar la batalla. No fue inútil el esfuerzo que hicimos, nos permitió mostrarnos como uno de los países con menor cantidad de muertos. En el tiempo que viene, entre el 18 de julio y el 2 de agosto, vamos a ir tratando de volver a la vida habitual en este mundo diferente. Lo vamos a hacer escalonadamente. Mientras tanto, vamos a seguir trabajando en el fortalecimiento del sistema de salud», señaló el mandatario.

El anuncio se realizó en la quinta de Olivos. Fernández estuvo secundado por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof. Además, por videoconferencia, estuvieron los gobernadores Gerardo Morales (Jujuy); Arabela Carreras (Río Negro) y Jorge Capitanich​ (Chaco), el territorio nacional más afectado por la pandemia después de Ciudad y Provincia de Buenos Aires.

«Lo que hemos visto en los último días es lo que habíamos observados cuando decidimos volver al aislamiento. Era un crecimiento progresivo que ponía en riesgo el sistema de salud del AMBA y que no pudiéramos dar la atención necesaria. En estos 14 días, a pesar de los números, donde se ve un incremento en el número de contagios y fallecidos, aun así seguimos estando, en términos comparativos, en una situación buena, para no pecar de optimistas«, enfatizó Fernández.​

«Estos días que hemos vivido han sido útiles. El tiempo de duplicación está en 23,75 días y casi estamos alcanzando nuestro mejor momento. Y esto es consecuencia de los cuidados que hemos tenido en el AMBA. El 25 de junio duplicaba cada 14 días, hoy duplica cada casi 25 días. Tenemos algunos datos optimistas que nos permiten pensar que este tiempo de aislamiento en el AMBA ha servido, ha sido útil. Pero eso no quiere decir que hayamos superados el problema.», añadió.​ 

En ese sentido, Fernández advirtió que la situación «muy lejos está de ser superada» y pidió «tener presente que el riesgo está todavía latente».

«No es que solo esté en el AMBA. El tránsito hace que circule el virus y que las posibilidades de contagio sean en cualquier lugar del país. Es muy importante entender que, a pesar de todos los esfuerzos que hacemos, el riesgo de circulación del virus existe, el riesgo de contagios existe, y debemos extremar nuestros cuidados para controlar la situación», explicó.​​

​Además de las tradicionales «filminas», que en esta oportunidad apuntaron a comparar la situación sanitaria de la Argentina con la de la región del País Vasco, en España, en el medio del discurso de Alberto Fernández el Gobierno puso al aire un video en el que resaltaba, entre otras cosas, las medidas que fue tomando el Ejecutivo para paliar las consecuencias de la cuarentena.

«Vamos a seguir trabajando en el fortalecimiento del sistema de salud, trabajando con laboratorios para acercarnos a la vacuna, que todos sepan que vamos a estar ayudando a todos y a todas. A los comerciantes, trabajadores, a los que están sin trabajo… no vamos a dejarlos abandonados. Son nuestra prioridad«, resaltó el mandatario.​

Tras mencionar que el promedio de edad de los contagiados es de 37 años, el Presidente les advirtió que «no son inmunes»: «El contagio puede llegarnos a todos y las personas fallecidas son de más de 73 años. Les pido a ellos que sigan aislándose, cuidándose, es posible que en los últimos días tengamos una mayor circulación y mayor contagio. Cuanto más estemos en la calle, más riesgos corremos».

Al final, advirtió en la posibilidad de dar marcha atrás con la apertura si es que los casos vuelven a aumentar: «Queremos volver cuanto antes a nuestra vida habitual, pero también queremos cuidar la vida de los argentinos. Todo lo que estamos haciendo es para volver a la normalidad. Pero si hay que volver atrás, volveremos atrás; si debemos ajustar más, deberemos ajustar más», enfatizó.

La nueva fase de la cuarentena​

En la nueva fase se levantarán muchas de las restricciones que se endurecieron a fines del mes pasado, cuando la circulación del virus comenzó a golpear con mayor fuerza en la Capital Federal y en los grandes centros urbanos de la provincia de Buenos Aires.

Esa marcha atrás también se aplicó en Resistencia, General Roca y la ciudad de Neuquén, mientras que el resto del país se mantiene en la fase de «distanciamiento social» en la que se avanzar hacia la denominada «nueva normalidad». Incluso, 9 provincias ya preparan el retorno escalonado de las clases presenciales para el mes de agosto. 

La decisión coincide con lo que se presume es el pico del Covid-19, pero el Gobierno comenzó a trabajar para minimizar los daños colaterales asociados con el esquema de aislamiento social preventivo y obligatorio que se puso en marcha hace ya 119 días. En la Casa Rosada admiten que el escenario post cuarentena incluirá grandes desafíos económicos y sociales.

La nueva hoja de ruta se diseñó con las propuestas que el jefe de Gobierno porteño y el gobernador bonaerense le elevaron al Presidente. Y primaron las coincidencias respecto a la necesidad de comenzar a habilitar actividades para descomprimir el malestar social y también para empezar a poner en marcha a las actividades comerciales y productivas.

La voluntad compartida de Kicillof y de Rodríguez Larreta es retornar a un esquema similar al de la fase 3 del programa de aislamiento que el Gobierno nacional puso en marcha el 20 de marzo para amortiguar la llegada del virus.

En la Ciudad se autorizará la reapertura de comercios considerados no esenciales, se volverá a permitir el desarrollo de actividades físicas en espacios abiertos y las salidas de los padres con los chicos continuarán de manera escalonada, fundamentalmente, por el inicio de las vacaciones de invierno.

Y en el caso de la provincia, el plan de Kicillof se centra en darle mayor autonomía a los intendentes para que ellos definan reaperturas en base a la situación epidemiológica de cada distrito. 

Con esas propuestas Kicillof y Rodríguez Larreta se reunieron el miércoles con Fernández en la residencia de Olivos. Y mientras transcurría el encuentro, desde el Ministerio de Salud de la Nación se difundió un parte sobre el coronavirus que encendió las alarmas y preocupó: ese día se registró un récord de 82 muertes y 4.250 contagios en 24 horas. 

Fernández, Kicillof y Rodríguez Larreta, rumbo al salón donde se realizó el anuncio.

Ante esos guarismos, se dejó abierta la posibilidad de suspender alguna de las reaperturas y el Presidente volvió a estudiar la situación con los integrantes del comité de expertos sanitarios que lo asesoran.

Recibió en Olivos a la embajadora especial de la OMS-OPS para América Latina y el Caribe, Mirta Roses; y a los especialistas Pedro Cahn, Ángela Spagnuolo de Gentile, Gustavo Lopardo, Pablo Bonvehi y Javier Farina.

Aunque en las últimas horas volvió a ocuparse de rechazar los cuestionamientos contra la cuarentena al remarcar que «sin vida la economía sufre y la libertad no existe», el presidente Fernández también reconoció el peso que tomaron otros obstáculos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *