Explosión en Beirut: qué se sabe hasta ahora sobre los estallidos y sus causas.

Fuente: La Nacion 05.08.2020

Antes de que se produjera la explosión del día de ayer, en Beirut, ya se veía la desolación entre pandemia y la situación económica actual de la capital Libanesa.  En pleno centro de la ciudad había decenas de edificios deshabitados. Sus habitantes ayudaban a identificar cuáles eran los que fueron sacudidos por la sangrienta guerra civil de 1975-1990 (los que aún tenían los impactos de balas en los costados) y cuáles eran los que quedaron desocupados por el fin de la burbuja inmobiliaria de los 90 y los 2000, que había absorbido petrodólares árabes atraídos por las facilidades fiscales (los que solo les faltaban puertas y ventanas). Como si fuera poco, en octubre del año pasado, se había producido una brutal devaluación de la libra local. Una especie de convertibilidad sin ley escrita. Las autoridades económicas acababan de imponer un «corralito» en versión fenicia y los ahorristas se juntaban frente a las sucursales de los bancos para golpear con palos las vidrieras y obtener respuestas sobre que pasaria con lo que tenian en sus cajas de ahorro.

BEIRUT.- Hoy la escena, por la mañana, parece más clara y más triste. Incluso más real. Los residentes de Beirut, la capital del Líbano, se despertaron frente a la devastación al día siguiente del doble estallido en el puerto que generó una onda expansiva en toda la ciudad y causó al menos 100 muertos y miles de heridos.

Del centro de la explosión aún sale humo. Los imponentes silos de grano se ven destrozados, las principales calles del centro están llenas de escombros y de vehículos dañados y las fachadas de los edificios están rotas.

Las autoridades del país decretaron luto e intentan dar con las razones de lo ocurrido, en medio de una crisis política interna que desde hace tiempo golpea al país y al tiempo que la pandemia de coronavirus avanza y causa estragos. Testimonio: Beirut había explotado mucho tiempo antes

A continuación, un resumen sobre lo que se sabe y lo que resta averiguar de las explosiones de ayer:

  • Según el recuento hasta el momento, los muertos son más de cien y los heridos más de 4000. Sin embargo se espera que las cifras crezcan debido a que decenas de personas estaban desaparecidas. Sus familiares piden ayuda a través de las redes sociales para encontrarlos. Una página de Instagram llamada «Localización de victimas de Beirut» se llenó de fotos de gente y varios conductores de los programas de radio leyeron los nombres de los heridos y de los desaparecidos durante la noche.
  • Los hospitales están desbordados. En medio de la pandemia, las autoridades sanitarias se enfrentan además a este caos. Por ello muchos residentes se trasladaron a casas de amigos o parientes luego de que sus departamentos quedaron destrozados y se curaron sus propias heridas para evitar ir a hospitales.
Ayer un fuerte estallido sacudió Beirut y causó más de cien muertes
Ayer un fuerte estallido sacudió Beirut y causó más de cien muertes
  • Sobre la explosión en sí, el gobierno reconoce que el incidente parecía estar provocado por la detonación de más de 2700 toneladas de nitrato de amonio almacenadas en una zona del puerto desde que fueron confiscadas en 2014. Sin embargo no está claro si se trató de un accidente provocado por un incendio o si detrás de lo ocurrido hay intencionalidad. Por su parte, horas atrás, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habló de ataque y de bomba. «Me reuní con algunos de nuestros grandes generales y ellos parecen sentir que fue un ataque. Esto no fue un suceso tipo una explosión industrial», dijo.
  • El nitrato de amonio, supuesto responsable de lo ocurrido, es un ingrediente habitual en los fertilizantes, pero también en explosivos. Testigos del momento del estruendo dijeron haber visto una nube naranja como la que aparece cuando se libera gas tóxico de dióxido de nitrógeno tras una explosión con nitratos. Este producto se empleó en un atentado en la Ciudad de Oklahoma en 1995, cuando un camión con 2180 kilos de fertilizante y combustible destrozó un edificio federal y mató a 168 personas.

Ayer un fuerte estallido sacudió Beirut y causó más de cien muertes
Fuente: AP – Crédito: Hassan Ammar
  • Varios videos mostraron lo que parecía ser un principio de incendio en las inmediaciones justo antes del estallido y televisoras locales reportaron que había un almacén de fuegos artificiales involucrado, con lo que las teorías de las razones aún no son contundentes ni exactas.
  • El estallido fue el más potente registrado en la ciudad, que estuvo en la primera línea durante la guerra civil (1975-1990) y que soporta desde hace tiempo conflictos con Israel y ataques y bombardeos terroristas.
  • La embajada de la Argentina, como las sedes de otras naciones, se vio afectada por el incidente pero no se registraron víctimas.
  • En uno de los distritos más afectados, Achrafieh, trabajadores de defensa civil y soldados tratan de localizar a los desaparecidos y limpiar los escombros. Al menos un hombre seguía atrapado bajo las piedras de un edificio que se vino abajo. Los voluntarios le dieron una botella de oxígeno para ayudarlo a respirar mientras otros trataban de liberarle una pierna.

Ayer un fuerte estallido sacudió Beirut y causó más de cien muertes
Fuente: Reuters
  • El papa Francisco rezó por las víctimas, por las familias y por el Líbano. Apeló a que «a través de la dedicación de todos los elementos sociales, políticos y religiosos», el país «pueda enfrentar este momento extremadamente trágico y doloroso y, con la ayuda de la comunidad internacional, superar la grave crisis que están viviendo».
  • La ayuda internacional ya se dirigía a la capital libanesa: Polonia envió un equipo de unos 50 bomberos, incluyendo 39 rescatistas con cuatro perros y un módulo de rescate químico. Grecia mandó un avión militar con efectivos de búsqueda y rescate y equipos especializados, además de un perro rastreador. Chipre anunció que también enviará ayuda. Rusia envió cinco aviones.
  • El estallido destrozó numerosos edificios de viviendas, lo que podría dejar a una enorme cantidad de personas sin hogar, cerca de 300.000, en un momento en que muchos libaneses perdieron su trabajo y vieron cómo sus ahorros se evaporaban por la crisis económica, causada por décadas de corrupción sistemática y mal gobierno de una clase política que ostenta el poder desde el final de la guerra civil. También preocupa de qué manera hará el país para seguir importando casi todos los bienes de primera necesidad con su principal puerto devastado. Las estimaciones sugieren que cerca del 85% del trigo de la nación estaba almacenado en los silos ahora destruidos.
  • Las autoridades estiman que la mitad de la ciudad se vio afectada por el accidente y que los daños ascienden a más de 3000 millones de dólares.

Ayer un fuerte estallido sacudió Beirut y causó más de cien muertes
Crédito: DPA